Para finanzas sanas, entidades tendrán que
trabajar con sus municipios.


México.-

El Sistema de Alertas proveerá de herramientas a los municipios y contribuirá a tener mejor información y prácticas financieras más sanas, aunque varias entidades federativas tendrán que trabajar de manera conjunta con sus municipios para que éstos cumplan con las obligaciones derivadas de la nueva Ley de Disciplina Financiera, consideró HR Ratings. “En México existe un total de 2,457 municipios, de los cuales 858, es decir, 34.9%, tienen algún tipo de financiamiento inscrito en el Registro Público Único (RPU). De éstos, 387 no entregaron información o no entregaron información suficiente para poder clasificarlos en un nivel de endeudamiento, lo que representa 45.1% de los municipios inscritos en el RPU”, se lee en el reporte sectorial de la agencia.
Este resultado es importante, destaca la calificadora ya que, según el reglamento del Sistema de Alertas, si los municipios no entregan información durante dos periodos consecutivos, automáticamente caerán en el nivel de endeudamiento elevado y, por lo tanto, su techo de financiamiento será cero.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, el Sistema de Alertas mide el nivel de endeudamiento de los entes públicos que tengan contratados financiamientos y obligaciones, y éstos se encuentren inscritos en el RPU.

La Ley de Disciplina Financiera establece tres indicadores para realizar la medición: deuda pública y obligaciones sobre ingresos de libre disposición, servicio de la deuda y de obligaciones sobre ingresos de libre disposición y obligaciones a corto plazo y proveedores y contratistas sobre ingresos totales.

La medición clasifica tres niveles de endeudamiento: sostenible, en observación y elevado, que determinará el techo de financiamiento al cual podrían acceder los estados (2018) y los municipios (2019). Si el ente tiene un nivel sostenible, podrá incurrir en un endeudamiento adicional máximo equivalente a 15% de sus ingresos de libre disposición; en observación, el límite será de 5% sobre dichos ingresos, y en elevado, no podrá contratar financiamiento adicional.

DIVERGENCIA

“Resaltan los municipios de los estados de Zacatecas y Tabasco en los que ninguno entregó información. En Chiapas, Chihuahua, Jalisco, Oaxaca, Querétaro y Veracruz, más de 60% no entregaron información. De acuerdo con la medición del segundo trimestre del 2017, ningún municipio se encuentra en nivel de endeudamiento alto y 10%, en observación”, expone HR Ratings.

Agrega que no necesariamente el nivel de endeudamiento tiene una perfecta correlación con la calidad crediticia de la entidad, ya que “hay municipios con niveles en observación o sostenible que actualmente se encuentran en impago y, por otro lado, municipios con una alta calidad crediticia cuyo nivel se encuentra en observación. Tal es el caso de Tijuana y Tecate”.
La agencia explica que estos territorios se ubican en observación, pero la calificación para Tijuana es de “HR A+”, mientras que la de Tecate, “HR C”, la cual ofrece alta probabilidad de caer en default en el pago de las obligaciones de deuda por parte de la administración local. “Tecate es un caso importante, ya que recientemente llegó a un convenio por un incumplimiento en el 2016, por lo que su calidad crediticia todavía refleja esta debilidad en la capacidad de pago de sus obligaciones y, en general, de sus métricas financieras, mientras que la calificación de Tijuana considera que ofrece seguridad aceptable para el pago oportuno”, asevera el reporte.

Datos tomados de:
www.eleconomista.com.mx.



REGRESAR A NOTICIAS